Un poder conlleva una gran responsabilidad