Fast & The Furious (el libro)

Mientras Dominic Toretto miraba la bujía sin mucho entusiasmo, su hermana, Mia le pregunto:
-Domi, como ves las realidades socioculturales en nuestra ciudad americana llena de gamberros y de politicos mentirosos?
-Ya sabes querida hermana, evaluar el problema es como medir la presión de tus neumáticos, si no lo haces tu mismo, te mienten.
-Oh si, como cuando fui al taller y me dijeron que el problema de mi Moto de Geiper era la junta de la trócola. (todo el mundo sabemos que la trócola no existe)
-Efectivamente
-Y como vas montando coches para carreras ilegales que obviamente ponen en peligro al resto de la humanidad pero hacen taquilla?
-Pues mira, he estado hablando con AMD, hemos pensado sacar un nuevo motor, de 512 valvulas, con 1024 caballos.

La cara de Toretto era toda emoción y ansia, sabía que hasta que a Microsofot (copyright) no se le ocurriese, el mercado sería suyo, ademas, ya había establecido un mercado de “vigilancia de parques y portales” que le estaba saliendo rentable y le había permitido maquear un Smart mas allá de lo imaginable.

El malo del cuento, era un tio rubiales que queria invadir su mercado, que ademas, por eso del contraste racial, iba con un colega de color, no es que Toretto tuviese problema con los tios de color, pa colores sus coches y demás…Pero sinceramente, no le agradaba la idea de que hubiese plantado una demanda por monopolio al negocio de Don Domingo.

….

Extraido del libro de Fast & the Furious

Anuncios